Hormonas que intervienen en el control del apetito
El hipotálamo recibe señales nerviosas del tubo digestivo que portan información sensitiva acerca del llenado gástrico, señales químicas de los nutrientes de la sangre (glucosa, aminoácidos, ácidos grasos) que indican la saciedad y señales de las hormonas gastrointestinales, de las hormonas liberadas por el tejido adiposo y de la corteza cerebral (visión, olfacción y gusto) que modifican la conducta alimentaria.
obesidad1.gif .falta_de_apetito.jpg. .obesidad2.gif.
Descripción de las Hormonas:

Adiponectina:

Es una proteína de 247 aminoácidos que consta de 4 dominios. Actúa sobre los adipocitos influyendo la homeostasis de la glucosa y metabolismo de los lípidos; se considera una hormona relacionada con la regulación del tejido adiposo y consecuentemente del peso corporal. En músculo e hígado a través de la insulina, promueve el proceso de oxidación de los ácidos grasos.


adiponectina.png



Leptina:
Es una hormona producida principalmente por el tejido adiposo blanco, la hormona desempeña un papel de señal al cerebro informando sobre las reservas de tejido adiposo y actuando como factor saciante. Su secreción está modulada por la insulina y ocurre de forma pulsátil. Una vez liberada viaja unida a proteínas plasmáticas. Una vez que entra en el torrente sanguíneo, llega al hipotálamo (las regiones lateral y media) activando señales que regulan el balance de energía reduciendo el apetito y aumentando el gasto calórico a través de la estimulación del sistema simpático. La ausencia de leptina produce obesidad. Su eliminación metabólica ocurre a nivel renal.
leptina.png
leptina.jpg


Grelina:
La grelina, es un polipéptido de 28 aminoácidos producido por las células epiteliales gástricas (células oxinticas del estomago), pero también y en menor medida, por el intestino. Los valores sanguíneos de la grelina aumentan durante el ayuno, alcanzan el máximo justo antes de comer y luego disminuyen enseguida después de la comida. Actúa como un potente estimulante del apetito y además tiene acción sobre el lóbulo anterior de la hipófisis estimulando la liberación de hormona del crecimiento. A través de sus receptores hipotalámicos, esta hormona aumenta la sensación de hambre.
Provoca un aumento en la utilización de hidratos de carbono y una reducción en el consumo de oxigeno y gasto energético, promoviendo el aumento de los depósitos de grasa, un incremento del peso corporal, e induciendo, por lo tanto la obesidad.


obesidad.gif


HHHH...jpg
Péptido YY:
Constituido por 36 aminoácidos y se considera una hormona que ejerce su acción a nivel del intestino distal a través de las células L. Se puede encontrar principalmente en la mucosa de las porciones terminales del tubo digestivo como lo son: el íleon terminal, colon y recto. Tanto en el extremo amino como carboxilo se pueden observar residuos de tirosina. Éste péptido bloquea la secreción gástrica y pancreática por medio de un "descenso del tono colinérgico vagal". Igualmente demora en el vaciamiento gástrico.
Los niveles altos de NPY en el fluido cerebroespinal se asocian con una elevada ingestión de comida y una actividad física disminuida. La leptina, producida por los adipocitos en respuesta a los altos niveles de grasa, es detectada por el núcleo arqueado en el hipotálamo.
La actividad incrementada en el núcleo arqueado actúa sobre el núcleo paraventricular para inhibir la producción de NPY en ese lugar, reduciendo así el apetito. La actividad del núcleo arqueado también estimula la liberación de la hormona liberadora de corticotropina (CRH), que también disminuye el deseo de alimentarse e incrementa el gasto energético.
Existe en dos formas endógenas de este péptido (la 1-36 y la 3-36). En ayuno predomina la forma 1-36, mientras que en postprandial hay mayor forma 3-36 circulante el cual alcanza su concentración máxima 90 minutos después de la ingesta de alimentos; ésta hormona permanecerá elevada por 6 horas aproximadamente reduciendo el apetito.



YYW.jpg


saciedad.jpg


Colecistocinina:
La colecistocinina, se libera fundamentalmente en respuesta a la entrada duodenal de grasa y ejerce un efecto directo sobre los centro de alimentación, reduciendo la ingesta posterior.

hormonas.jpg


  • La Ghrelina y el Cerebro:



En el presente video se observa la acción de la hormona reguladora del apetito Ghrelina sobre receptores que se encuentran a nivel del hipotálamo. El estudio se realiza por medio de un escáner cerebral.

  • Leptina y obesidad:



Continuación:




En estos videos se presentan las investigaciones sobre cómo la leptina puede afectar la conducta alimentaria y el balance energético cuando es colocada directamente en el ventrículo lateral del cerebro de un ratón.